Nανι∂α∂ 2014

Hola!!

Ya me vais a perdonar por haber estado totalmente desaparecida pero este 2014 me preparó cosas nuevas que poco a poco iré explicando en el blog. Vamos al grano…

Una de estas noche en las que Morfeo se retrasa en llamar a las puertas de mis ojos, mi cabeza empezó a darle vueltas a uno de los temas que más me preocupaba por estas fechas…¿Que leches regalo estas navidades a cada uno de mis seres queridos? Porque no nos engañemos llega un momento que cuesta encontrar un regalo y que por mucho que preguntes da la casualidad de que nadie necesita nada.

Pues bien, en una de estas que ya empezaba a adormecerme se me iluminó una bombillita y pensé: Y si regalásemos tiempo? Ahora mismo os estaréis preguntando como te lo montas para regalar tiempo… Pues bien, mi pareja y yo nos pusimos al día siguiente manos a la obra y estas fotos son el resultado de algunas de las ideas.

Los regalos pensados fueron acompañados de una carta enviada por Mama y Papa Nöel dónde se explicaba el porqué del regalo y al final iba acompañada de una frase reflexiva sobre la felicidad 🙂

Perdonar pero Morfeo empieza a forzar marchas y baja las persianas de mis ojos, así que en el próximo Post os explico los detallitos 🙂

Buenas y dulces noches

Anuncios

1r día en París

Pues bien, aquí me encuentro realmente agotada tumbada en la preciosa cama del hotel.

Siempre imaginé que si alguna vez viajaba a París lo primero que visitaría seria la Torre Eiffel, pero no ha sido así. La verdad es que después de comer hemos decidido que merecía la pena dejar esa visita para otro momento 🙂

Así pues, hemos ojeado el mapa para localizar que era aquello que nos quedaba más cercano a Oberkampf y no perder  ni un segundo más en dejarnos encantar por la magia de Paris. Así que… prochain arrêt: Musee du louvre.

final_252545851294_No voy a detenerme a detallaros como es de impresionante por dentro.

Después de una visita cultural GRATIS (merci beaucoup sarkozy) nos dispusimos a pasear por le Jardin des Tuileries hasta llegar a la espectacular Noria que montan por Navidad.

final_252554142367_

Teniendo en cuenta que era la primera vez que estábamos en Paris y dejándonos llevar por la euforia del momento seguimos caminando hasta llegar a la Madeleine (que si ya nos pareció impresionante de noche, no queráis imaginaros como debe ser a plena luz del día). Pero nuestro paseo se alargó ojeando escaparates de tiendas y terrazas de bistrots y boulangeries hasta llegar a la imperiosa Ópera Garnier.

final_252634678509_

Posteriormente continuamos dando un largo y tendido paseo disfrutando de la decoración navideña y las cabañitas de souvenirs situadas a los largo de los Champs-Élysées. Es justo en este momento cuando tuvimos tanto frío como para desviarnos del camino y acabar en un lujoso bistrot dónde por un café y un té (que sabía a hierbas de pastar en el campo) nos clavaron 9€. Pero c’est la vie, que se note que estamos en Paris.

P.D: Eso sí, el bistrot era moderno a la vez que elegante y nos ayudó a volver a recuperar la temperatura normal del cuerpo.