3r día: Au revoir París

Aix… ¿Sabéis que siento a estas horas? Nostalgia de vivir unos días estupendos en una ciudad magnífica; y mañana a eso de las 15 ya estaremos llegando a casa de nuevo.

Hoy nos hemos tomado el día con relax.

Hemos decidido visitar la Eglise De La Madeleine por la mañana y nos hemos quedado fascinados con las estupendas vistas que nos ofrece de la Rue Royale.

02515 Fin_DSC02517Después hemos visitado las Galeries lafayette y no podéis haceros ni una idea de cuál ha sido mi sorpresa al encontrar una parada de Ladurée (una de las mejores pastelerías de Paris).

20121212_121309

Recomendación sin duda alguna si queréis probar los macarons. Nosotros decidimos comprar aquí ya que la auténtica situada en la Rue Royale estaba a reventar de gente.No dudéis en dejaros caer por esta pequeña paradita os aseguro que hará la delicia de vuestros golosos paladares con mil y un pastelitos diferentes y una estupenda presentación.20121212_121355

Asimismo, me gustaría dejaros una fotografía de la famosa cúp20121212_115418ula dónde tenían expuesto un árbol de Navidad de Swaroski. La verdad es que fue de las cosas que más me impresionaron de las galerías, ya que te hacen pensar que te encuentras dentro de un Palacete dónde ver ópera o incluso, porque no, ballet.

 

 

 

 

Después de divagar un ratito cotilleando precios hemos puesto rumbo hacia La Basilique du Sacré Coeur. 02520 02532

Puedo deciros que todo el barrio de Montmartre y las vistas que pueden disfrutarse desde lo alto son dignas de ser retratadas para siempre en vuestras retinas. Creo que no he encontrado nada más bohemio y que me recuerde a épocas anteriores.

Fin_DSC02523Por cierto, para aquellos fanáticos de la pintura no olvidéis pasear por la pequeña Place du Tertre. Además, podréis comer por allí (a nosotros nos gustó mucho un restaurante llamado “Chez ma cuisine”, tenían música de cine de barrio lo cual nos hizo reirnos un rato; y a la vez hacernos sentir como en casa xD).

Por supuesto, al bajar de nuevo con el funicular no hemos podido resistir hacer la visita obligada al Boulevard de Clichy (un estilo de barrio rojo) acabando en el mítico y fabuloso Moulin Rouge.

02533fin_DSC02537

 

 

 

 

 

 

Posteriormente hemos vuelto a que nos invadiese el espíritu navideño de las tiendecitas situadas cerca de la Place de la Concorde, y después de comer otra fantástica Crêpe de nutella y un frankfurt blanche nos hemos dirigido a nuestro precioso hotel para dar fin a este increíble viaje.

Au revoir Paris, ten por seguro que volveremos pronto 😉

Fin_DSC02527

Anuncios

2º día en Paris: Oh la lá

Buenas tardes,

Parece que en Paris amanece más temprano, eso o es que el ansia por conocer esta preciosa ciudad nos hace madrugar demasiado… Quizás me decanto por lo 2º, porque al llegar estas horas ya estamos: ¡¡ AGOTADOS !!

Os preguntaréis: ¿Qué habéis hecho hoy para aprovechar todos y cada uno de los segundos de vuestro viaje? Pues yo os respondo, ¿Qué os parece empezar con la visita a una de las mejores catedrales del IV distrito?

Así pues, después de despertarnos y desayunar como reyes, aprovechando el precioso (aunque helado) día de sol nos dirigimos a la estación Saint-Michel-Notre-Dame.

¡He aquí frente a nuestros ojos la vivienda del jorobado! final_322764548839_

final_322767315203_

final_322780590466_

final_322776395970_Creo que las imágenes hablan por sí mismas así que poco queda añadir ante las espectaculares vistas que ofrecen las torres de la catedral; las cuales se convierten en una visita obligada.

 

 

Al salir de la catedral y antes de dirigirnos al Hôtel des Invalides quisimos hacer una parada en el Pont de Solferine dónde, haciendo honor a nuestro aniversario, colocamos nuestro candado.final_322760659420_

final_322739124986_Llegando a Les Invalides nos encontramos un poco perdidos ya que vimos 2 final_322732172165_monumentos bastante parecidos juntos y no sabíamos en cuál de ellos se encontraba la tumba de Napoleón. Y fue justo en este momento cuando descubrimos que los franceses no son tan estirados como la gente suele decir. Nos encontramos con un parisino súper agradable que no sólo nos indicó el sitio hacia dónde debíamos ir sino que además nos explico que era el otro monumento que habíamos visto con anterioridad.

Una vez acabamos nuestra visita cómo estudiante 😉 (Hay ocasiones en las que hay que mentir un poco para entrar gratis) divisamos la Tour Eiffel a lo lejos y no tuvimos otra idea más brillante que ir andando, porque parecía que estaba cerca…

final_322736676125_

40 minutos después aquí estábamos frente a ella

 

 

 

 

 

 

 

Para acabar el día fuimos al Arc de Triomphe, y al barrio Latino que se encuentra cerca del Panthéon.

Y ahora sin más me voy a descansar. Besitos parisinos!!

1r día en París

Pues bien, aquí me encuentro realmente agotada tumbada en la preciosa cama del hotel.

Siempre imaginé que si alguna vez viajaba a París lo primero que visitaría seria la Torre Eiffel, pero no ha sido así. La verdad es que después de comer hemos decidido que merecía la pena dejar esa visita para otro momento 🙂

Así pues, hemos ojeado el mapa para localizar que era aquello que nos quedaba más cercano a Oberkampf y no perder  ni un segundo más en dejarnos encantar por la magia de Paris. Así que… prochain arrêt: Musee du louvre.

final_252545851294_No voy a detenerme a detallaros como es de impresionante por dentro.

Después de una visita cultural GRATIS (merci beaucoup sarkozy) nos dispusimos a pasear por le Jardin des Tuileries hasta llegar a la espectacular Noria que montan por Navidad.

final_252554142367_

Teniendo en cuenta que era la primera vez que estábamos en Paris y dejándonos llevar por la euforia del momento seguimos caminando hasta llegar a la Madeleine (que si ya nos pareció impresionante de noche, no queráis imaginaros como debe ser a plena luz del día). Pero nuestro paseo se alargó ojeando escaparates de tiendas y terrazas de bistrots y boulangeries hasta llegar a la imperiosa Ópera Garnier.

final_252634678509_

Posteriormente continuamos dando un largo y tendido paseo disfrutando de la decoración navideña y las cabañitas de souvenirs situadas a los largo de los Champs-Élysées. Es justo en este momento cuando tuvimos tanto frío como para desviarnos del camino y acabar en un lujoso bistrot dónde por un café y un té (que sabía a hierbas de pastar en el campo) nos clavaron 9€. Pero c’est la vie, que se note que estamos en Paris.

P.D: Eso sí, el bistrot era moderno a la vez que elegante y nos ayudó a volver a recuperar la temperatura normal del cuerpo.

Soñando despierta

Ayer día de mi 25 cumpleaños, mi novio logró sorprenderme de nuevo. Así que aquí me encuentro soñando despierta.
De la noche a la mañana he hecho la maleta y me he plantado en PARIS!! Si, si Paris esa ciudad con aire bohemio.

Por el momento hemos aterrizado y llegado a nuestra habitación digna de un cuento de hadas.

image

Uix… Os dejo que me llaman a la puerta para empezar esta nueva y seguro que increible aventura.