Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea

Captura de pantalla 2014-10-23 a las 13.41.43

 

Reseña: 

A escasos días de cumplir diez años, el pequeño Jamie se va a vivir al norte de Londres con su padre, su hermana adolescente Jasmine y su gato Roger para empezar desde cero. Han pasado cinco años desde la muerte de Rose, cuyas cenizas reposan en la repisa de la chimenea.  El mundo de Jamie parece desplomarse por completo, cuando conoce a una niña musulmana paquistaní.

Dicha relación entre ambos niños no será fácil, pues habrá sentimientos encontrados por parte de los integrantes de la familia de Jamie y de éste.

Un día, al ver en la televisión un anuncio buscando jóvenes talentos que sepan cantar, se convence de que eso puede hacer que las cosas cambien y que toda la familia pueda salir adelante.

 

¿Qué ha significado este libro para mí?

Para mi, este no fue un libro que en un principio me enganchase, pero poco a poco y a medida que iba dejándome llevar por sus páginas fui enganchándome a esta historia de lucha por la amistad y por sobrevivir a un duro recuerdo que pesa en la memoria de todos.

Lo que más destaco de esta historia es cómo el sentimiento antiislamista que tiene el padre de Jamie, hace que éste se vea influenciado a la hora de relacionarse con Sunya, la niña musulmana paquistaní. No es de extrañar que el padre tenga dicho sentimiento pues perdió a su hija Rose, en un atentado terrorista islámico en Londres, y desde entonces nada ha vuelto a ser lo mismo. La familia parece haberse desmoronado, pero en todo ese transcurso de tiempo Jamie no ha derramado ni una sola lágrima. Pues para él Rose no es más que un recuerdo lejano.

Y es entonces cuando yo me pregunto: ¿Quién no se ha sentido así alguna vez? Creo que si no a todos, a casi todos nos ha pasado. En algún momento de nuestras vidas hemos sentido que el duelo nos superaba, ya sea porque a penas conocíamos a la persona fallecida o bien porque nadie nos había enseñado que debíamos sentir en esos casos.

Y con cómo debíamos sentirnos, me refiero a que Jamie, el protagonista de esta historia, logra comprender a su padre y lo que la pérdida de Rose representó para éste cuando es él quien pierde a su gato Roger.

Es una historia que puede hacernos reflexionar sobre varios aspectos de nuestra vida y cómo en determinadas ocasiones nos dejamos llevar por nuestros prejuicios, por mucho que estos puedan estar mínimamente justificados.

 

Dulces sueños 🙂